Nuestros amigos los profesionales

Imagen extraída de aquí

Imagen extraída de aquí

Durante todos estos años, nueve ya, al cuidado de mi madre, enferma de Alzheimer, se me han ido presentando en el camino numerosos problemas de diversa índole: técnicos, sanitarios, médicos, psicológicos y legales, por citar algunos. Me he dado cuenta, también, que intentar por mí misma solucionarlos podía resultar, a veces, otro problema añadido, porque no siempre tomaba la mejor opción, ni para ella ni para mí. Por eso, hace ya años que decidí dejarme aconsejar por personas más cualificadas que yo, que podían ofrecerme perspectivas y salidas que de otra forma no hubiera conseguido ver y de este modo, no sólo aliviar un poco mi “carga” sino mejorar la calidad de vida de mi madre.

Aquí te dejo una enumeración, a modo de ejemplo, de cómo estos profesionales me han ayudado a seguir adelante, haciéndome más fácil esta cada vez más difícil tarea:

– PROFESIONALES OFFLINE (en persona, para entendernos) 

Mi farmacia 

Está aquí, cerquita de casa, y no sólo es el lugar donde compro los medicamentos, sino que además obtengo cantidad de consejos prácticos sobre alimentación, higiene, prevención de posibles accidentes… Cualquier duda que me surja, la puedo comentar con ellos. Son personas que me conocen desde que esto empezó, conocían incluso a mi madre antes de que todo esto sucediera, y sólo puedo decir que siempre están ahí y que me han sacado de muchos aprietos, haciéndome más llevadera esta situación. Mi consejo es que confíes en ellos, pues, según mi experiencia, son personas muy dispuestas a echar una mano. Si tienes una farmacia a la que sueles ir a menudo, y ya te conocen, si no lo saben, cuéntales cuál es tu situación y pídeles ayuda. Estoy segura que si pueden lo harán.

El médico 

Tanto el de cabecera como el especialista. Aunque no tengo tanta confianza con ellos como con los farmacéuticos, cada vez que tenemos que ir, siempre intento comentar todo lo que va surgiendo y que me parece relevante. Me di cuenta hace ya varios años. Antes era más tímida y me callaba, sólo respondía a las preguntas que me iban formulando y dejaba que ellos lo hicieran todo. Pero aquella vez, no sé por qué, cuando el neurólogo ya estaba estrechándome la mano para irnos, le dije, comentando algo que él había dicho, que mi madre no dormía bien por las noches, que se pasaba la noche despierta y no dejaba dormir a nadie, ni a los vecinos. De repente él se sentó otra vez, me pidió el formulario de recetas  y me extendió una con un medicamento para que mi madre se relajara y pudiera, por fin, descansar. Desde esa vez, siempre que voy cuento todo lo que considero un cambio en su actitud que parezca sospechoso, porque me he dado cuenta que lo que para mí es un simple comentario para el médico puede ser un problema con una solución. ¡Cuéntale todo al médico! Te puedes llevar muchas sorpresas.

El asistente social 

Son personas muy agradables y están ahí para ayudarte en todo lo que necesites. Cuando hace ya algunos años decidí solicitar la ayuda a la dependencia fui al Ayuntamiento de mi localidad para enterarme de cómo iba el proceso. Desde entonces, cada vez que he tenido algún problema con cartas oficiales o instituciones, me he dirigido a ellos, y siempre me lo han explicado todo muy bien, orientándome sobre opciones, papeleos, asociaciones, procedimientos… Son personas que conocen bien todos los procesos legales que tenga que ver con dependencia, así que no dudes en recurrir a ellos cuando surja algún problema.

– PROFESIONALES ONLINE 

Sin duda a través de la web puedes encontrar de todo sobre cómo ir perfeccionándote como cuidador. En general, creo que internet facilita mucho la labor, hay montones de blogs, vídeos, artículos, noticias sobre Alzheimer, con los que puedes estar totalmente al día sobre técnicas, novedades, avances en el tratamiento, etc. Me gustaría proponerte aquí algunos lugares interesantes, realizados todos ellos por profesionales, que pueden servirte de ayuda en algún momento:

Blogs

Los artículos de estos profesionales, además de acercarte a un mayor conocimiento de lo que es el Alzheimer, ofrecen consejos prácticos sobre cómo sobrellevar como cuidador esta enfermedad, la mejor técnica para la realización de tareas diarias, artículos de opinión, noticias y novedades sobre las últimas investigaciones, etc. Algunos blogs que considero interesantes y prácticos sobre esta temática son:

– Tres blogs a los que hice referencia en un artículo anterior:

El taller de mis memorias 

Geroblogs 

y La sonrisa vacía.

– Envejecer, una nueva etapa. 

El blog de Josep Martí  

Imágenes 

En la web puedes encontrar de todo y por supuesto, también, vídeos prácticos, hechos por personal sanitario cualificado, que te pueden ayudar a realizar de una manera más fácil las tareas diarias con el enfermo, sea cual sea su grado de dependencia. O conferencias de especialistas en Alzheimer que te informan sobre qué es la enfermedad, qué nuevas técnicas de diagnóstico hay o tácticas para un mejor manejo de la persona dependiente, buenos documentales sobre la enfermedad, etc.:

Vídeos prácticos sobre las tareas diarias para cuidar de un enfermo. (Varios)

– Conferencias de expertos: La actividad física y la enfermedad del Alzheimer (sonido muy deficiente). Aquí también puedes ver otra (mejor sonido).

Documentales. El misterio del Alzheimer. (Muy buen documental. Lo recomiendo).

Libros

Guía de recursos documentales. Enfermedad de Alzheimer y cuidadores. Un catálogo donde encontrarás montones de libros sobre esta temática, para comprar o para descargar.

Ya para finalizar, un pequeño consejo: no sustituyas la ayuda offline por la online, considera que internet es un complemento, que puede ser muy útil, a los consejos que te puede dar un profesional en persona.

La conclusión de todo esto: ¡No te aísles! Hoy en día, afortunadamente, tienes infinidad de maneras de pedir ayuda.

Un abrazo!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El cuidador y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Nuestros amigos los profesionales

  1. Guapa. A ver si te aplicas el cuento en lo que se refiere a pedir ayuda, que la necesitas. Besitos

  2. Gabi dijo:

    Me gusta esta afirmación -:¡¡¡no te aísles!! -; y por eso, debemos seguir “cuidando” nuestras redes sociales off y on line ¡¡¡ Un cálido abrazo!!

  3. Gracias, Gabi!! A veces, reconozco, que somos reticentes a pedir ayuda, por no molestar o quizás porque nos acostumbramos a llevarlo todo nosotros solos. Durante mucho tiempo yo lo hice, y en ocasiones, me di cuenta tarde de que debía pedir ayuda. Ahora ya estoy más abierta en ese sentido y no temo hacerlo. Intento que otros no cometan mis errores.
    Muchísimas gracias, Gabi, por tu comentario!
    Besitos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s